Las apariciones fantasmales han sido uno de los temas más, profusamente, controvertidos a través de la historia, al igual que el tema de los OVNIS, los sueños, la existencia de una Fuerza Suprema y muchos otros asuntos de igual complejidad.

¿Son Reales Estas Apariciones en Todas Sus Manifestaciones?

La respuesta a semejante interrogante de tamañas proporciones es: depende de cada caso específico. Puede parecer una respuesta relativista y hasta conformista, pero es la gran realidad de la que no nos podemos (ni debemos) abstraer.

Los fantasmas son materializaciones de energías que “habitan” en el más allá y que, por algún motivo, no se han podido desligar, totalmente, de la vida terrenal, según se ha explicado por parte de la mayoría de los expertos.

Ahora, en este complejo tema es preciso tener en consideración que no todas las apariciones pertenecen a espíritus que, alguna vez, fueron humanos en vida.

Es por este motivo, precisamente, que en el título de la presente publicación hacemos alusión a la necesidad de consultar cuando usted ha presenciado una de estas apariciones.

Algunas veces se puede tratar de inofensivos “Seres Interdimensionales”, sobre los que poco se oye hablar y de los que poco es el contenido virtual y/o impreso que podemos hallar.

Es posible, también, que se trate de duendecillos, igualmente, inofensivos, que suelen ser burlones y juguetones, más es poco, o nada, el daño que nos hacen.

Las Apariciones Fantasmales Provenientes de la Oscuridad.

Sin embargo, y aquí viene la complejidad del asunto, es posible que se trate de demonios u otros seres o entidades de la oscuridad, que sí nos pueden causar daño y a nuestras familias también.

Los daños que nos pueden infringir estas entidades malignas son de diversa índole: afectan la estabilidad emocional, y en caso de que su aparición se torne recurrente, generan trastornos del sueño y, por supuesto, causan el estrés proveniente del obvio miedo.

Lo peor del caso es que, en algunas ocasiones, estos seres nos pueden infligir daño físico. Se sabe, por ejemplo, de rasguños en diferentes partes del cuerpo.

Estos rasguños, muchas veces sangrantes, se suelen presentar a manera de tres líneas que, según los exorcistas y demonólogos, consisten en una burla demoníaca a la Santísima Trinidad.

Para referirnos a los casos más extremos, que no son para nada exageraciones, se sabe de muchos eventos de la historia reciente (del siglo XIX hasta nuestros días) de muertes causadas por estos seres malignos.

Algunas veces se trata de muertes causadas, de manera directa, por estas entidades malignas. En otros casos, se sabe de muchísimos suicidios que son inducidos, mediante infinidad de artimañas demoníacas, por estas indeseables y peligrosas entidades de la oscuridad.

Para que puedan permanecer tranquilos usted y su familia, la mejor de las opciones es consultar con nuestros expertos que, mediante las diferentes disciplinas en las que son bastante experimentados y sapientes, le solucionarán el problema, más temprano que tarde.

Para los caóticos y dramáticos casos de las posesiones demoníacas (muchas veces, preámbulos de muerte segura), nuestros expertos en las diferentes artes y ciencias esotéricas milenarias, son especialistas en practicar exorcismos.

En caso de que se trate de un evento que se nos salga de las manos, por cuanto en algunas ocasiones el asunto se puede tornar demasiado serio, contamos con nuestros asesores externos que nos ayudarán a erradicar este tipo de problemas de mayúsculas proporciones, porque no siempre se trata de fantasmas de origen humano.

Fuente: www.tarotistasbuenas.net