Si no sabes cuál de tus chakras están bloqueados, podrías armonizar todos los chakras con las terapias posibles que se ofrecen, para el diagnóstico de los chakras se nos ofrecen varias posibilidades distintas.

Como por ejemplo el de analizar el sistema de los chakras y observar atentamente que chakras reaccionan de forma llamativa en situaciones de estrés o choque extraordinario. Podría ser que, en determinadas situaciones vitales difíciles, siempre te asaltan las mismas dolencias, por ejemplo, si el Chakra radical se encuentra atrofiado, en una fuerte situación de esfuerzo puedes tener la sensación de ira y arrebatos agresivos. Más sobre Chakras y Tarot en https://www.guiadetarotistas.es

 

El segundo Chakra

Si es en el segundo Chakra tendrás bloques en los sentimientos y reacciones de emocionalidad incontrolada.  Si se tratase del tercer Chakra, se instaurará un sentimiento de impotencia, una sensación de incapacidad, o una incómoda sensación en el estómago.

En el Chakra coronal, suele ser las sensaciones de que el corazón se pare. En el Chakra del cuello, se le hace un nudo en la garganta, probablemente empezara a tartamudear. Si en situaciones de estrés o choque no puedes tener claras las ideas, significa una hipofunción del Chakra frontal.

 

Las reacciones

Todas estas reacciones siempre se presentan solo en los puntos débiles de nuestro sistema energético. Una observación interesante puede abrirnos los ojos en estos casos.

Hay otra prueba especial con la que trabajan muchos terapeutas, además de un gran número de legos. Para ella se necesitan, en general, dos personas, colocadas frente a frente. Se trata de la prueba kinesiológica que fue desarrollada en el curso del método Touch for Health.